tango

Tango

Prosperó en el Río de la Plata desde el último tercio del siglo XIX, en particular en la ciudad de Buenos Aires (Argentina).

La música es de 2/4 con los dos tiempos acentuados, y 33 golpes/minuto.

Existen hoy en día dos estilos muy diferentes a la hora de interpretar y de bailar la música Tango que responden a dos evoluciones diferentes del mismo baile:

- El estilo internacional o europeo, y

- El tango argentino.

TANGO INTERNACIONAL

Es un baile de carácter fuerte y arrogante, sin Swing ni elevaciones y con acción Staccato. El movimiento es seco y se combinan acciones muy dinámicas con repentinos cambios a posiciones estáticas.

Las rodillas se flexionan más que en el resto de bailes. La mujer se situará más hacia la derecha de su pareja que en los otros bailes y los brazos se cerrarán ligeramente. El básico se empieza hacia delante.

Tango Argentino

La coreografía, diseñada a partir del abrazo de la pareja, es sumamente sensual y compleja. La complejidad de los pasos no hace a la expresión o a lo que se quiere trasmitir durante el baile. Se trata de expresar un sentimiento pleno de sensualidad y no de sexualidad. Todo en la danza del tango está unido, las miradas, los brazos, las manos, cada movimiento del cuerpo acompañando la cadencia del tango y acompañando lo que ellos están viviendo: un romance de tres minutos, entre dos personas que a lo mejor recién se conocen y que probablemente no tengan una relación amorosa en la vida real.

 

Cada estrofa musical, cada pasaje, cada tango tiene distintos momentos, no se puede bailar un tango completo siguiendo un patrón de conducta idéntico para toda la melodía. Hay cadencias tristes, alegres, sensuales o eufóricas, finales silenciosos o grandiosos, música in-crescendo o música in-diminuendo, solo expresa sentimientos y estos son lo que los bailarines transportan a sus pies, a su cuerpo todo y al público.